• León Irizarry

El Polo Indoamericano

Actualizado: 13 jul

Actualmente vivimos en el mundo de la globalización donde por los últimos treinta años Estados Unidos ha dominado el mundo a través de las modas, tecnología y mercado. Sin embargo, es notable el resurgimiento de Rusia después de la caída de la URSS y China dominando el capitalismo con su mercantilismo a base del Partido Comunista. Vemos como las potencias mundiales y regionales afirman su lugar en las atmósferas de influencia, haciéndole frente a Estados Unidos y sus aliados. Aquí cabe mencionar la visión del filósofo Alexander Dugin quien desarrolla la Teoría del Mundo Multipolar Dugin. Para entender a Dugin primero habría que citar su pensamiento para poder analizar y desarrollar la historia de la visión de una hegemonía indoamericana. En su libro La Cuarta Teoría Política explica;

“Cada civilización por fin tendrá el derecho de proclamar libremente su medida de las

cosas. En algunos lugares la medida será el hambre, en otros la religión o la ética, y en algunas partes, el Materialismo. Pero para que el proyecto de la multipolaridad pueda realizarse aún tenemos que sobrevivir a muchos enfrentamientos. En primer lugar hay que hacer frente al primer y principal enemigo: la globalización y el esfuerzo del polo occidental atlantista para imponer su hegemonía unipolar en todas las naciones y países de la Tierra”. (Dugin)

Es decir que cada pueblo tenga su propio norte y no ser dominados por pensamientos extranjeros. Algo que criticamos mucho, ya que en Puerto Rico no solo se tiene que sacar a Estados Unidos de Puerto Rico sino también se tiene que sacar al estadounidense que vive en los puertorriqueños. O sea no basta con la independencia jurídica sino eliminar los rasgos que se han asimilado sin virtud justo con ideologías políticas que no son compatibles con el puertorriqueño. La invasión fue política pero más que todo filosófica y espiritual, para ser nacionalista hay que ser critico al respecto. Más allá, la teoría plantea la unión entre los grandes espacios geográficos con pueblos parecidos para establecer y asegurar la soberanía política ante extranjeros. Se pudiera visualizar un mundo con un polo euroasiático, un polo sud-asiatico, un polo islamico, un polo indio, un polo africano sur de Sahara, un polo anglo y un bloque indoamericano.

El profesor Dugin abunda que incluso dentro de estos grandes espacios geopolíticos se habrán diferentes bloques conectados directamente al Dasein de los pueblos que conviven dentro de la hegemonía colectiva (Cholocast). En Indoamérica se tiene el factor de hispanidad como unión; es decir todo lo que desciende del imperio español como la parte de etnia, la religión y el idioma. Sin embargo, lo que nos diferencia tiene que ver con el uso de esclavos africanos y las civilizaciones precolombinas que poblaron Abya Yala antes de la llegada de los europeos.

Los arahuacos abarcaban las tribus de los taínos y junto a los caribes compitieron para dominar las Antillas. A través de la conquista se trajeron esclavos de África para trabajar la caña, por igual muchos canarios vinieron al Caribe por sus parecidas condiciones. Componen los factores que hoy en día unen al Caribe, incluyendo no solo las antillas sino las costas de Venezuela y Colombia. Estas tres tradiciones se convierten en la esencia del ser caribeño. Estas últimas se convirtieron en el Virreinato de Nueva Granada. Con Simón Bolívar pasará a ser la Gran Colombia para que las guerras entre liberales y conservadores dividieran los territorios por las oligarquías locales.

Por último, en el sur vemos el dominio de diferentes tribus de cazadores y recolectores que no lograron solidificar una civilización al nivel de los incas o mayas. Esta región que hoy abarca Paraguay, Uruguay, Bolivia y Argentina fue una bajo el imperio español bajo el Virreinato de Río de la Plata que con los años se fue dividiendo por guerras civiles entre los conservadores y liberales. Ante el proceso de las Guerras de la Independencia, Pedro Albizu Campos comenta(El);

Con la separación de la Madre Patria España, reconquistó nuestra América la

independencia precolombina, pero perdió su unidad política a pesar de constituir una unidad racial depositaria de una misma civilización.

El Maestro pudo reconocer que el proceso que continuó luego de la independencia tuvo su gran costo, en vez de formar un bloque para mantener su soberanía se fue disolviendo. Aquí vemos cómo el pensamiento de Dugin y Albizuista son compatibles ante su visión geopolítica. La cuestión entre conservadores y liberales fue un conflicto ideológico que tuvo lugar hasta el principio del siglo XX. Luego surgen las luchas en contra del dominio estadounidense con discursos populares que evolucionan al campo marxista en Indoamérica. Cabe mencionar que los liberales muchas veces lucharon para dividir aún más los territorios para beneficio de ricos de locales que querían aún más poder del que se les otorgaba en los grandes territorios. Al igual que estas personas tomaba como aliados países como Inglaterra, Holanda y Estados Unidos por tratos económicos e inversiones a sus nuevos países. Albizu también critica los hechos(El);

En el siglo y medio de independencia de nuestras nacionalidades, poderes enemigos de

su existencia han conseguido arrebatarnos parte preciada del patrimonio territorial racial debido a la desunión de nuestras naciones, que, unidas siempre han tenido y tienen poder suficiente para imponerse a todos los imperialismo.




En el Caribe vemos como la Confederación Antillana surgió como posible polo político para asegurar la soberanía de las naciones y velar por su desarrollo común. Los mayores pensadores de esta Confederación fueron Eugenio María de Hostos, Ramón Emeterio Betances, Gregorio Luperón y José Martí. Hostos y Betances fueron puertorriqueños que lucharon por la independencia de Puerto Rico durante el siglo XIX. Reconocieron que para Puerto Rico poder obtener su independencia se tenía que unir al resto de las antillas hispanas, la frase de Betances lo dice todo; las Antillas para los Antillanos. Gregorio Luperón fue político, militar y liberal dominicano quien fomentó la Confederación Antillana por la sobrevivencia del orden liberal en la República Dominicana en contra del retorno del reinado español. En Cuba tenemos a Jose Martí quien vio a la Confederación Antillana como una vía de establecer y asegurar la soberanía de Cuba ante España y Estados Unidos (Delgado, 1994). Sin embargo, dado al fracaso del Grito de Lares en Puerto Rico y la muerte de Martí no había manera de materializar este plan al momento. Encontramos aquí un liberalismo como carácter patriótico salvaguardando la soberanía antillana ante la hegemonía monárquica española y liberal estadounidense, buscando un polo criollo antillano.

Luego de la invasión de Estados Unidos a Puerto Rico en el 1898 surge una nueva voz de independencia; José de Diego quien realiza argumentos sobre contrastes civilizacionales entre EEUU y Puerto Rico:

No sólo nos separan los abismos del mar y el agrupamiento de nuestra población, sino otros más profundos abismos y más impenetrables agrupamientos. Diferencias étnicas, históricas, sociales, jurídicas, de temperamento, de raza, de idioma, de costumbres, de cuerpos y de espíritus, que proceden de cien generaciones y treinta siglos, trazaron en el tiempo y en la vida de ambos pueblos tan hondas divisiones, tan resistentes núcleos, que su unión política sólo es asequible por un frágil artificio, por una ficción absurda, en contra de irrevocables hechos de la naturaleza y de incoercibles principios de la Ley moral. (Diego)

De Diego fue el responsable por asegurar la plena independencia de Puerto Rico en la Base Quinta del Partido Unión. Es por eso que le da continuidad a la idea de la Confederación Antillana, incluso haciendo una gira por el caribe buscando la unión entre las islas para luchar contra el dominio estadounidense. De Diego muere en 1918, quedandose la independencia sin cara hasta la fundación del Partido Nacionalista en el 1922. Al momento la República Dominicana estaba pasando por disputas de poder internamente luego de la segunda independencia de España en 1865. A través de años de caos logró acumular una deuda pública gigante que llevó a la ocupación de Estados Unidos en 1916 hasta 1924. En el caso de Cuba su independencia de España fue logrado a través de la intervención militar de Estados Unidos, se crea una Constitución Cubana que estipula el derecho de EEUU de intervenir militarmente para proteger sus interés en Cuba, unos acuerdos aduaneros y derechos sobre Bahía Honda y Guantánamo. Aquí nace la República de Cuba aunque hubo varias intervenciones militares por disputas electorales y rebeliones armadas. Vemos como la caída del dominio español en el caribe le dio paso a la expansión de influencia estadounidense bajo la doctrina de Monroe.

Nacionalistas

Pedro Albizu Campos a tres años de su presidencia del Partido Nacionalista declara que los fines del Nacionalismo Puertorriqueño son; la restauración inmediata de la República Puerto Rico, la Confederación Antillana, incluyendo en ella a la República de Haití, la Unión Iberoamericana, la hegemonía en el Nuevo Mundo de las naciones iberoamericanas(El). Vemos cómo el pensamiento Albizuista se sitúa primero en Puerto Rico y va abriendo su foco hasta el dominio soberano de los pueblos indoamericanos. Precisamente de esta perspectiva es la que carecemos como puertorriqueños, vemos a Estados Unidos como metrópoli cuando en realidad tenemos mucho más en común con el resto de Indoamérica. En realidad el Sur es nuestro Norte. Albizu estaba consciente que solo la unidad de los pueblos indoamericanos ejercería la soberanía auténtica en contra de los imperios; Esta falta de unidad política nos ha privado de ejercer influencia decisiva en los asuntos del mundo; influencia que hay que ejercer por instinto. Más allá, esta parte de nuestra ideología encaja completamente con la visión de mundo de la Teoría del Mundo Multipolar de Dugin. Desde la soberanía en nuestra isla, el bloque antillano está dentro del polo indoamericano. Todo esto ya lo tiene el Albizuismo, me atrevería a decir que Dugin es un Albizuista sin conocer a Albizu.

Alrededor del mismo tiempo en Argentina tenía el poder el Coronel Juan Domingo Perón. Con su ideología propia llamada el Justicialismo, basada en la justicia social para todos los argentinos, se destacó por defender a los sindicatos y respaldó la industria nacional. En el medio de la guerra fría no le interesaba ni el bloque liberal ni el bloque sovietico, vió que Indoamérica tiene la posibilidad de obtener soberanía auténtica a través de la unión de Chile, Argentina y Brasil para luego unir el resto del continente. Esta visión ideológica, antiimperialista y unionista concuerda por igual con la visión de mundo de Pedro Albizu Campos y la Teoría del Mundo Multipolar.

Vemos como con en la unión está la soberanía ante el imperialismo y la importancia de un caracter nacionalista antiimperialisa. Getúlio Vargas toma el poder en Brasil a quien le agrada la idea de la unión y era parte del populismo indoamericano. En 1953, Carlos Ibáñez del Campo, presidente de Chile, visita a la Argentina y se consagra la unión aduanera de ambos países. En diciembre de este año por igual se firma una unión económica argentino-ecuatoriana, para septiembre de 1954 ocurre lo mismo con Bolivia. A Paraguay se le devuelve todos los trofeos de guerra de la Guerra de la Triple Alianza. Fue tanta la presión de Perón para unir su bloque que Estados Unidos lo visita para discutir la unión en contra de la influencia comunista en Indoamérica(el Plan Condor), al cual Peron se opone porque lo reconoce como una forma de imperialismo estadounidense. En fin, Perón lo resume muy bien en su discurso; nosotros trabajamos primero por el pueblo argentino, luego el continente latinoamericano y luego para los otros pueblos de la tierra. Ya para el 1955 se formó un golpe de estado en contra de Perón y apoyado por Estados Unidos.

Marxistas

Como mencionamos, ya estamos a mitad de la Guerra Fría y en nuestra región las oligarquías eran respaldadas por Estados Unidos mientras los pueblos usaron el marxismo como vía patriótica y popular. En 1959 triunfa la Revolución Cubana, marcando la materialización de la amenaza del comunismo ante la hegemonía liberal de Estados Unidos. A solo noventa millas de Florida, Fidel Castro declara la Revolución con carácter socialista. Ya en artículos previos hemos discutido a detalle el desarrollo ideológico de Castro y cómo usó el socialismo para poder defenderse de EEUU. Ernesto “Che” Guevara ayudó a Castro en la Revolución bajo la condición de que la exportarán al resto del continente. Che ya había viajado por toda América y estaba muy consciente de las condiciones del capitalismo y sistemas semi-feudales que estaban tomando lugar, vio la necesidad de que si se liberaba Cuba se tenía que liberar el resto del continente. Ellos estaban conscientes de la cuestión geopolítica, para poder obtener soberanía necesitaban forjar su propio bloque socialista latinoamericano para poder defenderse y hacerle contrapeso a Estados Unidos. Incluso existe una foto de Fidel con un libro con la siglas de URSAL, refiriéndose a la Unión de Repúblicas Socialistas de América Latina, aunque los datos se limitan a sus discursos y expresiones sobre la unión en latinoamérica. Cabe mencionar que el Che llegó a ir a Bolivia para entrenar y liderar tropas guerrilleras, fue todo un fracaso que llevó a su muerte pero podemos observar la seriedad y disposición de esta visión.

Sobre Fidel Castro se tiene que hablar de su relación con Laura Albizu Campos, estando tiempo en México mientras el exilio de todos de Cuba, el retorno a Cuba después de la Revolución, incluso Laura representó a Cuba en las Naciones Unidas. Tambien se tiene que hablar en esta historia de como el joven Fidel organizo una protesta en la Habana el dia en la Revolucion Nacionalista del 1950 luego de conversar con Laura. Es aqui una relacion intima entre el nacionalismo puertorriqueño y Fidel Castro, todo esto sin mencionar las relaciones con otros miembros del Partido Nacionalista y familiares vivos de Albizu.

La Revolución Cubana sin duda alguna inspiró a todas las guerrillas de izquierdas en el continente que activamente hay docenas de ellas con casi una en cada país. El gobierno cubano siempre ha apoyado este tipo de organizaciones como parte de su compromiso de liberar al continente del imperialismo estadounidense, estos incluyen nuestros propios Macheteros con el mismo entrenamiento de Filiberto Ojeda Rios. Más que las guerrillas, vemos la colaboración y amistad entre gobiernos de izquierda y Cuba, podemos recordar la visita a Salvador Allende en Chile de ambos Fidel y el Che, los íntimos lazos con el Frente Sandinista de Liberación Nacional desde la revolución hasta hoy y los lazos con Bolivia desde el primer día que Evo llegó al poder. Cabe mencionar instituciones como lo que es la Alianza Bolivariana para Nuestros Pueblos de América, la cual es una cumbre económica para fomentar la colaboración y coordinación de los mercados de los distintos países fuera de la esfera de influencia de terceros. En lo político tenemos al Foro de San Pablo donde se agrupan todo tipo de movimientos de izquierda, no solo gobiernos, para discutir el futuro del continente y fortalecer las alianzas entre movimientos.

Podemos apreciar cómo la izquierda ha tenido una visión unitaria con el fin de hacerle un contrapeso político en el continente y fomentar su ideología. En un análisis político vemos que ya la izquierda auténtica está en sus últimos días y que lo que hemos mencionado son sombras de los grandes hombres y mujeres que usaron el socialismo para defender a su patria. Ya no vemos la lucha de clases con base de su pensamiento pero la lucha de “identidades” minoritarias como base de la lucha, es así como entendemos que el marxismo como contrapeso geopolítico se fue con la caída de la URSS.

Conclusión

Es más que claro que la idea de unir a Nuestra América tiene un extenso precedente, base y fundamento. De todas experiencias pasadas tomaremos notas ya que más que influencia nos enseñan lo que pudiera ser útil en nuestro contexto actual. Estamos en un momento donde Estados Unidos está perdiendo poder e influencia, pronto dejará de tener poder hasta dentro de sus propias fronteras. China está haciendo grandes inversiones alrededor del mundo tratando de contrarrestar la influencia estadounidense. Rusia se une en fuerzas con cualquier enemigo de occidente para acelerar la caída del liberalismo. Estamos justo a tiempo de poder establecer nuestra segunda independencia y unirnos para que no venga ninguna otra potencia a tratar de dictar cómo podemos vivir, rezar, comer o pensar. Pues ya hemos visto el peso que puede tener una ideología extranjera apoyada por extranjeros, terminaríamos sirviendo los interés de terceros pero nunca los nuestros ni la de nuestras familias. Para establecer y mantener una soberanía se tiene que forjar esta unión. La Juventud Nacional tiene estrechos lazos con movimientos que siguen nuestro pensar nacionalistas y de Patria Grande, es así como podemos materializar esta unión.

El cómo de esta organización continental está por decidirse pero lo que podemos ver como absoluto es el nuevo trazo de bloques a base de la historia y cultura común, basta que las fronteras dividan pueblos cuyos indígenas eran las mismas personas.En el caribe siempre hemos tenido un sentido de hermandad con las islas antillanas así que es solo lógico que nuestra estructura, incluso bajo una confederación, se nutra de eso. Para pensar en Puerto Rico Libre y nuestra República, tenemos que tener ya esta visión clara. No podemos permitirnos seguir cometiendo los mismos errores del pasado y seguir ideologías foráneas por eso de tener la victoria momentánea. A través de este escrito hemos visto paralelos entre los pensamientos de Alexander Dugin y Pedro Albizu Campos, esto porque Dugin no reitera algo completamente nuevo pero rearticula un nacionalismo auténtico y populista a base de un ente que sobrepasa las naciones y estados modernos. Es por esto que cuando una figura trascendental y auténtica como lo fue Pedro Albizu Campos ya había pensado todo esto. El pensamiento Albizuista tiene unas bases a seguir concretas de donde podemos seguir construyendo hoy en día. Contamos con Dugin como referente en lo contemporáneo y que no se contradice con nuestro albizuismo.


-Lennyel Irizarry


Referencias


Cholocast&Alexander Dugin. (2021, April 22). Noomakhia, Platonismo Político y el

Mundo Multipolar. https://youtu.be/t-HQMXDsxXs


ongreso de Panamá. Colectivo de autores. Enciclopedia de Historia Militar de Cuba (1510-1868). Centro de Información para la Dcontinental, tanto así que ni se tocó el defensa, MINFAR.


Del Popolo, F. (2018). Los pueblos indígenas en América (Abya Yala): desafíos para la igualdad

en la diversidad.


Delgado, Hernán Venegas. “La Confederación Antillana: Realidad y Esperanza.” Caribbean

Studies 27, no. 1/2 (1994): 118–27. http://www.jstor.org/stable/25613239.


Diego, José de. Obras Completas. Nuevas Campañas, el Plebiscito. San Juan de Puerto Rico:

Instituto de Cultura Puertorriqueña, 1973, p. 165.


Dugin, A. (2015). The fourth political theory. Arktos Media.


El Mundo, Puerto Rico, 30 de mayo de 1934, p. 2,10 y 12.

(p152)



127 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo